Formulario de búsqueda

El aislamiento térmico, un problema de los edificios en España

Nuestro país cuenta con una gran tradición en el sector de la construcción y sin duda las constructoras españolas cuentan con una gran relevancia en el extranjero. A pesar de ello en España existe una problemática muy común en la mayoría de viviendas familiares, especialmente las más antiguas: la falta de aislamiento térmico.

En un país como el nuestro en el que los inviernos pueden ser realmente duros en algunas comunidades autónomas y el verano igualmente duro en otras muchas, la falta de aislamiento térmico en las construcciones de viviendas es algo que lastra la economía familiar de forma muy importante.

Corregir este lastre es fundamental para disfrutar de una serie de ventajas en los hogares y contratar un profesional especializado en aislamientos térmicos. Entre las principales ventajas que el aislamiento térmico trae consigo a las viviendas destacan por su importancia las que se muestran a continuación:

Mayor confort en el hogar

Resulta evidente que un hogar que esté aislado térmicamente resulta mucho más confortable durante todo el año que uno que no lo está. Y es que no hay nada comparado a entrar en casa y olvidarse del intenso frío o del agobiante calor que se sufre en la calle. Es algo perfecto tanto durante el día como especialmente a la hora de irse a dormir, evitando hacer uso de sistemas de calefacción o refrigeración.

Menor consumo energético

Este mayor confort y aislamiento respecto al exterior provoca que los días en los que hay que hacer uso de sistemas de calefacción o de enfriamiento se reduzcan de forma notable al contar el hogar con una temperatura mucho más agradable durante todo el año. Esto produce reducciones en el consumo energético de hasta el 30% después de llevar a cabo un aislamiento térmico en el hogar.

Menos problemas de salud

El uso más reducido de sistemas artificiales de temperatura y la posibilidad de tener una temperatura media más estable en el hogar hace que se reduzcan de forma sustancial los casos de gripe, resfriados y otras afecciones relacionadas con los cambios de temperatura. Esto ayuda especialmente en hogares en los que viven personas mayores o niños pequeños, más propensos a sufrir algunas de esas enfermedades.

Importante ahorro económico

El menor consumo energético derivado del aislamiento térmico hace que las facturas de electricidad o de gas natural se vean reducidas de forma impactante. Esto permite a los hogares ahorrar importantes sumas de dinero cada año que pueden destinar al ahorro o cualquier otra reforma en el hogar. Realizar un aislamiento térmico en el hogar es algo cuyo coste se amortiza rápidamente y por tanto es una inversión rentable económicamente, pero también ecológica por disminuir el consumo de energía.

Como se puede apreciar son muchos los motivos por los que los hogares españoles deberían encontrar profesionales que realicen el aislamiento térmico de sus viviendas, y ese que el ahorro y el confort conseguido se percibe inmediatamente.

 

https://larepublica.es/2018/08/22/aislamiento-termico-problema-los-edifi...